ODONTOLOGÍA CONSERVADORA

El objetivo de la odontología conservadora es la reparación de dientes dañados por caries, fracturas, traumatismos o erosiones. Se elimina el tejido dañado y se reconstruye.

LAS CARIES

Es un proceso destructivo del diente, en un principio no presenta síntomas, pero a medida que avanza y se aproxima al nervio provoca sensibilidad al frío, posteriormente al calor y acaba transformándose en dolor.

Si el nervio no queda afectado, el tratamiento es una obturación (empaste) o reconstrucción dependiendo del tamaño de la caries.

ENDODONCIA

Es un tratamiento que consiste en la extracción del nervio del diente. La causa más frecuente por lo que se realiza es la caries dental, pero pueden existir otros como el traumatismo dentario, desgastes severos,…

La inflamación del nervio (Pulpitis) causa dolor si no detenemos el proceso el nervio se muere y se infecta, llegando la infección al ligamento y hueso que rodea al diente.